La batalla que finalizó el soldado

    Dejando ya las presentaciones atrás, las clases comenzaron hoy prometiendo tener contenidos interesantes y tan interesantes que podrían ser aplicados a un proyecto en el que participo, pero que lleva algo más de un año parado. Es una lástima que esté parado, apenas hablo con la persona que me presentó el proyecto con ilusión y carisma, realmente creo que no sobrerivirá a otro cuatrimestre parado.  ¿Hasta que punto hay que cargar con los sueños de otro cuando el otro no está?
   Nadie debería hacerlo sobretodo si el sueño no lo llenaba del todo. Es por ello que voy a continuar avanzando con mis propios sueños y si vuelve a aparecer esa persona le echaré una mano en la medida en la que pueda.
  

0 comentarios: